12.11.07

Llueve

Llueve afuera, pero la brisa despierta esos sentidos que, hasta hace poco, estaban sumidos en un profundo sueño. Despierta mi vista y quiere mirarte, hoy, siempre. Despierta mi olfato, para atrapar tu esencia en mis recuerdos. Despierta mi tacto, mis manos quieren sentirte, mi cuerpo quiere tocarte, plantarse al lado del tuyo. Despierta mi boca y sólo quiero besarte, mientras despunta el día, mientras veo tu cara sobre mi almohada, mientras pasan las horas conmigo entre tus brazos, mientras intento verte en absoluto silencio, con intensa calma, para saber que estás aquí y ahora, para sentirte a mi lado mientras transcurre el tiempo, mientras llega la noche, esa que me hace adentrarme en el mismo sueño, ese en el que llueve afuera y adentro y en el que la brisa despierta esos sentidos que, hasta hace poco, estaban sumidos en un profundo sueño.

La niña del bigote