14.6.07

Perfección




Todos tenemos una parte preferida de nuestro cuerpo. Una zona a la que tratamos con especial cariño. Ésa que cuidamos porque consideramos la mejor y que posiblemente los demás también (aunque éste no sea siempre el caso). Igual que las manos en los hombres, tengo una parte predilecta de mi cuerpo a la que demuestro mi cariño con más frecuencia que al resto.



No son mis manos, mis pies, ni mis ojos. Pueden estar seguros de que son dos perfectamente circulares, suaves y rellenas de pequeños nódulos armónicamente estructurados y colocados para darles forma. Ellas, porque las considero a veces un ente independiente, son un buen atributo (advierto: ésta es mi opinión).



Tienen distintos estados de ánimo, así como los tengo yo. Son capaces de hacerme llorar al ser maltratadas. Varían su consistencia y tamaño dependiendo del estado del tiempo. Son unas tipas bien guerreras, eso sí. Duritas, como dirían por ahí, ¡bien duritas!



Lo que más me gusta es que pueden parecer “muy muy” un día, y otro día “ni tan tan”. Son mis consentidas. Reciben los cuidados necesarios para mantenerse firmes y suaves, como debe ser. No me exigen mucho y me alertan cuando detectan algo fuera de lo normal. Y, lo más importante: ¡nunca me han dejado mal!



Es por eso que las cuido, toco, amapucho y lleno de las mejores energías. Son suaves, casi como terciopelo, y siempre huelen a galletas de miel. Ellas, son mías. Totalmente naturales. Sin aditivos. Bien puestas. Dando la cara por mí. Yendo siempre hacia adelante. Posiblemente me gustan porque serán ellas las que alimenten a mis hijos algún día.






flequillo

6 comentarios:

pippërmint dijo...

Qué belleza, flequi..
Tu amor hacia ellas se desborda de cada letra de este texto :)
Beso y sigue cuidándolas así!

La niña del bigote dijo...

Está muy fino amiga...qué ezzzzito...me pusiste cabezona ahora a mí...tengo que buscar alguna parte que me guste de mí misma...

Alberto Cado dijo...

:-|


Mieeeee..., le estan subiendo la clasificación a este site y como sigamos asi mi mamá no me va a dejar seguir leyendolo...

Lástima!

hijo dijo...

coño, GRACIAS por bajarme la líbido al sótano con eso de los nodulitos... ahora cuando me digan tetica, pensaré en un puff relleno de anime y sangre.

te la comiste: una vez más me mataste a palito ortega

un beso y que dios te bendiga

La niña del bigote dijo...

Amiga, anoche estuve pensando...cuál era la parte de mi cuerpo que más me gustaba, y la conseguí...aunque bueno no es una parte como tal...

Me gusta mi identidad, mi nombre...Amo mi apellido con locura y pasión...

Y el por qué lo explicaré en mi post del día del padre...porque, si amiga, me inspiraste de tal manera que ahora tengo un post completo en mi cabeza...

Te quiero muchíiiiiiiiiisimo

hijo dijo...

y tu ojos? y tu pelo? y tus piecitos? tus piernotas?? bahhh