18.6.07

A los padres...

Desde pequeña nunca me han gustado los días del padre. Creo que se debe a que no tengo un papá papá como tal. Mi familia es lo que en Francia llaman una "famille monoparentale", si, conformada por uno sólo de los padres.

Hace días, el post de la Perfección de mi queridísima Flequillo me puso a pensar bastante en algo que me gustara de mi misma, algo que me diferenciara de los demás, y, finalmente, después de varias horas de recapitulación mental, lo encontré. Me gusta mi identidad. Esos nombres y apellido que me diferencian de todos.

¿Por qué? Pues porque tengo el apellido de mi madre, no el de mi padre. Por ende, tengo el apellido de mi abuelo, ese que para mí fue un héroe. Y lo llevo con mucho orgullo, a pesar del fastidio de tener que deletrearlo cada vez que me lo preguntan. Esa es la parte de mí que más amo. La amo con locura y pasión. Porque aún no sé de alguien, fuera de mi familia, que tenga mi mismo apellido. Porque es la herencia más preciada que me ha dado mi madre, porque es parte de ella y parte de mí simultáneamente.

Cuando era menor, me preguntaba por qué todos tenían dos apellidos y yo uno sólo. Hace poco fue que lo supe. Aparentemente, aquí, a los chicos que no son reconocidos por el padre, les dan sólo uno de los dos de la madre. Y a mí particularmente me parece genial que me hayan dado uno sólo, porque el que tengo me vale por dos, por tres, por mi generación completa. Por eso hoy doy gracias a Dios por el padre que me ha tocado. Un poco extraño porque no tiene la figura masculina, sino un cuerpo lleno de pecas, con un cabello rojizo y una voz con acento. Porque tengo un padre, que aún con su figura de mujer, me ha sacado adelante siempre, aún con todas las dificultades que ha podido encontrar en el camino.

En fin, doy gracias por poder tener mi famille monoparentale que me ha otorgado mi hermoso apellido y todo lo que soy hoy en día (con defectos a montón y algunas que otras virtudes), porque me ha enseñado que uno sólo puede valer más que dos.

Gracias a tí mamá, porque has sido el mejor padre que he podido tener.

Y a los padres en general, feliz día, aunque con un poco de retraso :)

La niña del bigote

7 comentarios:

El Leprechaun dijo...

Oye, pero que apellido es ese?

flequillo dijo...

Qué bello!!!!

hijo dijo...

un apellido bellísimo, leprechaun. bellísimo como esta bella niña y su bello bigote

La niña del bigote dijo...

Jajajajajaa tan bellosssss
Leprechaun, el apellido en cuestión es ENGBERTS, acaso todas sus letras no son hermosas....? Lo amo

pippërmint dijo...

Qué hermosa! Creo que es el texto más lindo que he leído por un día del padre! Me recuerda que cuando niña solía renegar de mi segundo nombre porque la gente se burlaba porque es muy raro... Ahora, cuando ya he entendido que no importa lo que diga la gente sino el significado que tiene para mí, lo amo y me enorgullezco de tener un nombre vasco! Un beso grande, y siga orgushosa de su identidad!!!

elchamodel114 dijo...

Lindo texto, bigotona!!!! Un besote!

Acuario Escritor dijo...

Hey... lo leí tarde pero lo leí... me dejaste sin palabras (al igual que con el post anterior... y mira que eso en mí es bien difícil)... supongo que sólo me queda enviarte un beso, un abrazo y pedirte que nunca dejes de escribir...