21.5.08

A veces

A veces creo verte.
Te distingo entre la gente.
Siento que te huelo y, en un instante, recorres mi cuerpo.
Se eriza todo.
Segundos de vida. Minutos de muerte. Horas de espera.
Ya no estás.
No volverás.
Y, sin embargo, sigues allí, aquí.
Tú por allá, yo por acá.
Distancia de por medio.
Que aleja y entorpece.
Que sana y renueva.
La vida.
Las heridas van cerrando lentamente.
El cuerpo sigue recordando.
En un modo de tranquilidad compasiva.
En una memoria que viaja incesante.
Y aunque el frío se hace más fuerte, la calma crece y vence.

A veces creo verte, creo distinguirte entre la gente.
Siento que te huelo y, en un instante, recorres mi cuerpo.
Me convierto en una extraña ante mí misma.
Y aunque la ansiedad duela, el cuerpo sana.
Porque no te necesito.
Es mejor así.
Tú allí y yo aquí.

A veces vienes a mí por error.
Pero puedo verlo y saberlo: yo no volveré.



La niña del bigote

2 comentarios:

hijo dijo...

el primer paso hacia adelante se da al dejar de mirar atrás, no? bueno, no se bien qué digo, pero bueno, adelante y q tu horizonte se haga inmenso bajo tus piecitos! te adoro

Acuario Escritor dijo...

"Caminante son tus huellas el camino y nada más.
Caminante, no hay camino, se hace camino al andar.
Al andar se hace camino, y al volver la vista atrás, se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar..." ("Cantares")