27.2.08

Ida

Entre cosas y casos me traspapelo. Pierdo el sentido de lo que soy, de lo que hago, de lo que siento.

Mis manos se ensucian mientras ideas van y vienen por mi mente sin poder descansar en el papel, sin poder transformarse en letras corpóreas y capaces de captar entendimiento ajeno.

Me escondo, sin quererlo, entre capas de polvo, en un espacio vacío que nada dice y que nada calla, entre recuerdos lejanos y acciones tangibles.

Y recorro pensamientos durante todo el día, durante toda la noche, y ellos también me recorren a mí. Cosas que transitan. De derecha a izquierda. De arriba a abajo. Y viceversa. Pero nada aflora.

Miles de bolígrafos y tinta que aguardan por una palabra que no termina de escribirse. Papel blanco y fértil esperando el desembarco de algo por llegar. Y nada.

Nada fluye. Emociones suprimidas. Acostumbrados silencios que se acomodan en la silla para acostumbrarse más aún. Y nada rompe el vacío. Porque nada llega.

Sólo es constante el paso de horas en un reloj desmontado que espera paciente por un nuevo dueño. Y es tan palpable como palpable es la angustia que genera al consumirse el tiempo. Porque ese va y no regresa. Porque se acerca la partida y el retorno se ve más lejano con cada segundo que me deja atrás.

Y aún sigo aquí. Entre cosas y casos que me traspapelan. Entre los que pierdo el sentido de lo que soy, de lo que hago, de lo que alguna vez sentí.

Porque, desde ya, estoy ida.

La niña del bigote

3 comentarios:

flequillo dijo...

no... aun no estás ida... déjate de cosas raras.... aún falta... no te me adelantes que me entra la chiripiorca y la llantina..

te quieroooo!!!!

Ana dijo...

Te quiero niña, vuelve! vuelve pronto! yo se que entre esas cosas y esos casos, y dentro de todo este papeleo emocional hay una lucecita chiquitica que te traera de vuelta, que te hará escribir, sentir, brincar y bailar como nunca! Supongo que solo necesitamos de algo de tiempo para ésto.

A lo que dijiste en mi blog: UFFF, Hecho! dónde firmo?

<3

hijo dijo...

no se si la conoces, pero rubén blades tiene una canción que se llama "la canción del final del mundo".

ante la pregunta de qué hacer entre esos 5 minutos que le lleva al cohete impactar el blanco luego de que la mano apriete el famoso botón, la respuesta que da el autor es ponerse a bailar.

y por eso bailo... porque pronto se me acaba una bonita parte del mundo. salud, niña.

te
a
mo

capice?