9.1.08

Divagando sobre la raza humana # 22 - De la casa

Todos sabemos lo que es una casa, sin embargo cada uno la siente de forma distinta. Nos llena de forma distinta.

Creo que una casa no es más que aquel lugar en el que uno puede sentirse relajado, tranquilo. Un lugar al cual poder llegar luego de un día, o noche, de trabajo. Ese lugar que nos atrae como un imán haciéndonos sentir que queremos llegar a donde pertenecemos, a donde nos sentimos completamente a gusto.

No obstante, la casa es lo que nosotros queramos que sea. Puede tratarse de extensiones de terreno, casas, edificios, o un sencillo cuarto de hotel. Y, aún así, sin importar cuál de los ejemplos sea el caso, el sentimiento es el mismo. Simple y sencillamente, no hay nada como llegar a casa, como sentirse en casa.

Es una sensación de otro mundo. De pertenencia. Porque la casa es donde somos como somos, en la forma más natural.

Creo que hasta una impersonal estación de trenes o buses puede hacerte sentir que has llegado, que pisas tierra firme, que estás donde quieres y, en cierta forma, donde debes estar.

Y esos lugares tan ajenos pero, al mismo tiempo, tan nuestros son a los que quiero llamar casa. Porque te reciben y te hacen saber y sentir que nada será igual una vez que pongas el pie sobre el camino.

Yo sé cuál es mi casa. La descubrí hace poco, muy poco, pero desde ese entonces, desde ese día, me acompaña en la memoria, en el recuerdo de un cuarto que me dio la bienvenida y que me hizo sentir una persona distinta.

Mi casa se queda mientras yo vuelvo. Pero va conmigo a todas partes. Irá conmigo a todas partes. Porque la sentí de forma distinta y me llenó de forma distinta. Más que cualquier otro lugar. Porque se quedó con parte de mí. Porque sé que quiero regresar. Porque deseo, más que nada, que me espere donde está, con su esencia, con sus matices, con todo lo que es, con todo lo que significa para mí.

Y esa es mi casa.



La niña del bigote


5 comentarios:

hijo dijo...

casa es el lugar en donde no me molesta ver a un carajo en interiores al pasar frente al espejo. casa es el lugar donde me puedo rascar inmencionables parajes de mi anatomía sin penas.

tú de lo que hablas es de hogar, y de ese, tengo una habitación en cada lugar al que han ido mis amigos.

La niña del bigote dijo...

Pues si, entiendo a lo que te refieres...pero en este caso en particular, quería hablar del espacio físico y de lo que puede transmitir.

Una estación de bus no puede (o si, pero en este caso no_) considerarse hogar...en este caso sería el preludio de llegar a casa, de sentirte que estas allí, donde quieres llegar, donde anhelas estar.

Hogar lo relaciono más con todo el rollo de la gente que también está allí...

No sé, es algo confuso...puede que no me haya expresado bien, pero sigo manteniendo la idea de que me refería a sentirme en casa, aún estando en un lugar que para cualquier otro pueda ser cualquier vaina menos eso...

hijo dijo...

el q no captó fui yo. qué verguenza!

Flavio dijo...

yo quiero ir a mi casaaaaaaaa

la casa donde puedo estar en paz!

Anónimo dijo...

ESTA FINO.. PERO NO ES LA RAZA HUMANA SINO LA ESPECIE HUMANA... LA RAZA DEPENDE DE LAS ZONAS GEOGRAFICAS.... NEGRA, CAUCASICA, ASIATICA ETC...