30.11.07

Hoy me baño. Me quito la mugre. Esa suciedad que me dejó la madrugada. Y abro los ojos y, sin voz, me siento mejor. Al menos estamos vivos. Todos. Aunque por dentro, el hecho de presenciar ciertas cosas hace que muera un poquito con cada recuerdo. Y las lágrimas resbalan y caen. Y debo bañarme de nuevo. Para quitarme la mugre. La inmundicia.

La niña del bigote

3 comentarios:

hijo dijo...

es de noche ya.




esta mañana vi atardecer en dos ojos asustados. azul-ahumados. desesperanza.
esta mañana vi AMANECER en una mueca que se negaba a ser sonrisa. sucumbió.

vida, no dejes que!

Ana dijo...

te entiendo p e r f e c t a m e n t e.

Más de lo que te imaginas que entiendo... Yo también dejé un poco de "inmundicia" pero en el concierto de deftones. Le solté el gancho a un ancla cochinamente pesada y cochinamente dañina.

A veces el olvido está lleno de memoria, y eso es jodidamente duro.

*.+.*Mari*.+.* dijo...

Sonríe mi niña... La gente se ve más linda cuando lo hace =)

Muchos besos magenta para ti!