7.8.07

Divagando sobre la raza humana # 12 - De LOS y LO que te dicen...

Nunca me han gustado las oraciones en tono imperativo. Estoy en contra de las órdenes, sobretodo de aquellas que vienen disfrazadas de “buenas intenciones”. No me gusta que me digan “Tienes que hacer esto, o aquello”, o “deberías hacer esto y esto otro”. Detesto enormemente cuando estas frases vienen aliñadas con el toque final que dice “es por tu propio bien”. Simplemente no logro tolerarlo.

Me molesta en demasía que hagan planes con mi tiempo, con mis cosas, con mi vida. No me gusta que se metan en mis asuntos para averiguar hasta el tono de pantone del color de mis medias.

Lo que me parece insólito es que hay un tipo de gente que te dice lo que tienes que hacer, dejándolo caer como un consejo amable y bondadoso, aún cuando su vida es un desastre mayor y más desordenado que la de uno mismo. No puedo con ellos. Es la hipocresía en pasta. Porque te dicen lo que tienes que hacer, siempre pensando en algo que al final los beneficie a ellos. No lo hacen por tí, sino por ellos. Es puro y completo egoísmo, es total interés. No hay otro nombre para eso.

No me digan lo que tengo que hacer, ni que lo que tengo que dejar de hacer. No TENGO que hacer nada que ustedes digan. Puede que yo no sepa muchas cosas al momento, es más, puedo apostar todo a que es así, porque la mayoría del tiempo no sé lo que hago, pero yo no soy de las que aprende de experiencias ajenas, y a los 21 años no pretendo comenzar a hacerlo. Debo darme mis golpes yo sola, pero sin que me ordenen lo que debo y lo que no debo hacer. Sencilla y claramente: NO me impongas nada, no te metas en mi vida, que lo que menos necesito es tu “ayuda interesada".

La niña del bigote

1 comentario:

Alberto Cado dijo...

Saludos,

No me digas NO!

Salut!

P.D. Con todo y que estaba de viaje estuve pendiente de tu ausencia en el blog, para que no digas que pasaste desapercibida.