26.7.07

Divagando sobre la raza humana #11 - De los hombres

Leyendo babosadas por Internet, me encontré de nuevo en la Revista M que publica El Nacional. Esta vez, más allá de desesperarme por consejos inútiles de cómo vivir un mundo insufrible, leí algo que me descontroló aún más la cabeza.

Según el artículo de Luis Fernández, titulado "10 tips para ser feliz", el punto dos reza así: "Saca a la perra del clóset. Asume que te gusta el sexo y que no es necesario que haya nada romántico para justificártelo. Sólo entonces podemos entendernos".

Nunca he entendido a los hombres, ni pretendo hacerlo. Son cosas que simplemente no se intentan, por mucho que se conozca del sujeto en cuestión, y por mucho que se sepa del tema. Sin embargo, el caso real que expondré a continuación no lo he entendido por más que le he dado vuelta a miles de hipótesis.

Había un chico, y una chica, claro está. A ella siempre le gustó él, sólo que los dos estaban en relaciones bastantes formales cuando se conocieron. Hubo un momento donde ambos estuvieron solos, y ella le dijo a él que lo veía como alguien con el que le gustaría estar en una forma libre de presiones, libre de formalidades, libre de noviazgos y obligaciones premaritales. En más cortas y claras palabras, que ella lo veía como un hombre que podría convertirse en su "amiguito" sin que ello implicara algo más. Él le dijo que si, que la cosa podía pasar. Sin embargo, después de un tiempo, nada pasó. Él más nunca la llamó, más nunca se vieron, prácticamente no hablaron más hasta que se encontraron en un local nocturno, en el que él andaba cachondo con otra chica.

Podrán preguntarse qué demonios es lo que no entiendo. Sería algo como lo siguiente: Si a él no le gustaba ella como para tener una aventura de "amiguitos", ¿por qué no lo dijo desde el principio para ahorrarse malos ratos? ¿No era más fácil decir "No, no me gustas, no podría estar contigo de ninguna manera" o "No me gusta ni un centímetro de tu cuerpo, ni tu ojo, ni tu mano; o "hay otra persona con la que ya tengo esa relación y está muchísimo más buena que tú"...etc? En vez de salir con la típica excusa de "Es que estoy saliendo de una relación muy larga y no quiero nada serio con alguien...¡Tarado! ¿Quién demonios habló de una relación? ¿Qué parte del "tú me pareces alguien como para disfrutar de una pasión simple y puramente carnal" no entendiste?

La mayoría de los hombres viven quejándose de la tediosa costumbre de las mujeres de querer formalizar todo, hasta el acto de ir al supermercado juntos. Se quejan porque no quieren atarse a una sola mujer. Cuando están con sus amigos dicen que quisieran tener a fulanita o menganita solo para las debilidades pasionales y carnales demoníacas.


Entonces, cuando eso se le propone a un hombre, y el acepta a la primera, para después huir y arrugar como un cobarde; cuando uno efectivamente "saca a la perra del clóset y asume sus ganas de sexo sin romanticismo" y aún así no logra entender nada...¿qué se debe pensar?


La niña de bigote

13 comentarios:

Manto dijo...

La respuesta a tu pregunta, mi querida Niña del bigote, es sencilla: es un hombre.
Hombre es sinónimo de cualquier cosa que, en ocasiones, es incompatible con nosotras, las niñas.
A los varoncitos les da miedo el compromiso, porque los aleja de su vida mundana de canes...
Es un desastre, pero a veces comprendo a las que optan por al homosexualidad (PERO, OJO, YO SOY HETERO) jajajaja
Te quiero

flequillo dijo...

Ok....
está complicada la cosa.....

Si te lanzas, eres una perra... si no lo haces, eres una galla....

Si ellos se lanzan son lo máximo... el ser más sexy de la tierra y posiblemente hasta te provoque estar con el pana... y si no es lanzado.... pues igual.. te parece hasta cuchi el tipo....


Me siento afortunada en muchas cosas... una de ellas es mi bellísimo muvi... pero, como sé que él es uno en un millón, pues creo que el problema aquí es que la pana se quedó nada más con esa opción.. si sacas a la perra, sácala completa.. total!!!! seguramente había otro al que la chama le tenía ganas y que sí iba a acceder sólo a algo carnal...

Sencillo: EL SE LO PIERDE... por cachondo (seguramente la otra tenía tres pezones... ajajajaja)


te quiero bigotudísima!

hijo dijo...

a ver, pa equilibrar, tomo la palabra:

en una ocasión le escuche a seinfeld que los hombres escalamos montañas, erigimos megaconstrucciones, inventamos curas para el sida y hasta aprendemos a bailar porque no sabemos qué diablos hacer para que las mujeres se fijen en nosotros. fisiológicamente, si a ver vamos, somos feos: tenemos pelo en demasía, pies horrendos y facciones toscas talladas en piedra pómez.
ENTENDIDO.

entonces, somos cobardes. somos atacones, babosos, perversitos y hasta manosueltas con el fin último de tener un pretexto. un pretexto para decir: esa caraja se lo pierde, nunca ha visto tanto macho junto en un sólo hombre. (ojo, esto aplica (con características inherentes) a todas las variedades de nuestra especie: los romanticoides, los pavos de bomba, los intensos, los mamarrachos, los machísimos y los lerdos que nos quedamos en casa a ver teve... pero siempre obligados a dar el primer (y último) paso.
si nos cambian la estrategia, nos cagamos ante lo desconocido.

eso es todo: sin teorías ni soluciones. no es una excusa aunque espero sirva de atenuante.

Paperback Writer dijo...

Mmm.. a ver..
Tal vez (y dejo claro que esta es mi humilde opinión) no sea caso de "hombres" o "mujeres" sino de circunstacias.
Que si la chica le hizo la proposición al hombre..."la cuaaaal aceptó", para que este después arrugara como un cobarde, es algo que no pongo en duda. Pero ¿no suele ocurrir al contrario en el 90% de los casos?
Tú misma lo describiste, hijo también lo comentó. El hombre en todas sus variedades (entiendase perro, sádico, morboso, borracho, gallo, nerd, sin vergüenza, etc) es quien usualmente está a la espera de que llegue una fémina que sólo se interese por satisfacer sus necesidades carnales. ¿Y cuál es la respuesta más común? "¡Sádico, yo no soy ninguna perra! ¡¡¡Plaf!!! (Toma tu cachetón).
Además, cuando ocurre lo contrario y la fulana acepta, al mes te sale con que "lo pensó mejor" y de verdad lo que quiere es algo serio. Again ¡¡¡Plaf!!! Gato por liebre.
Al punto que quiero llegar es que no hay que generalizar. Claro que "se han visto casos", y para muestra el botón que describes en tu post. Pero es raro encontrarse con una mujer que esté dispuesta a "sacar la perra del clóset".
No justifico lo que le pasó a esta chica, (todo pasa por un motivo, y seguramente no le convenía) más bien le doy la razón de estar molesta! A ese pendejo hay que execrarlo!
Hazle llegar a la muchacha la siguiente notificación: el caso será planteado en la próxima Asamblea General de Asomacho, para que nuestro líder Pepeto López tome cartas en el asunto.

pippërmint dijo...

De acuerdo con mi manto: es un hombre. No es que uno sea de marte y el otro de venus, es que venimos de galaxias absolutamente distintas! Nosotras vivimos con agua, ellos con birras (no ofense!), somos tan distintos como una flor y un yunque. Y en nuestro continente el machismo es el rey, eso de "Si te lanzas, eres una perra... si no lo haces, eres una galla..." es así, y ellos siempre son los reyes, se lancen o no. No hay manera de entenderlos ni de que ellos nos entiendan, eso no será posible jamás. Podemos convivir y adaptarnos, pero entendernos, jamás.

Alberto Cado dijo...

Saludos chicuelas,

No sé porque presiento un movimiento antihombres en este post y sus respuestas, pero como miembro activo de ASOMACHO debo dar la cara. En primer lugar, en el manual que se nos entrega con la membresía nunca sale ese caso de que el hombre rechaza a una mujer que sea simpática/este buena/sea bonita/se le pueda meter, porque eso NUNCA ha existido, lo que si existe es una sección de excusas baratas que se pueden utilizar para "sacudirse a la que no te gusta" (copia literal de la sección del manual que invoco) y entre esas excusas baratas se encuentra la de "acabo de salir de una relación..." acompañada de la tan conocida "no eres tu, soy yo".

Segundo, dándole el beneficio de la duda al chamo diciendo que fue que no le gustó la caraja, podemos decir que en el manual dice muy claramente que "macho que se respeta tiene una sola palabra" y eso de un pasito adelante y dos para atrás es de MARICOS, más nada.

Ya para terminar mi idea les digo, el carajo tiene que aclararse en la vida, no tiene excusa, pero eso no quiere decir que todos somos iguales, para nada. Algunos somos más perros, otros somos más tímidos y como en ASOMACHO somos perros, no patos, podemos decir que definitivamente este pertenece al reino de los plumíferos.

Nina dijo...

No sé, puede haber una interpretación distinta del consejo: que en las relaciones (estables por lo general) el sexo no siempre tiene que ser romántico y a veces puede dejar de parecerse al amor. Rudo? No creo. Es decir, ambos saben lo que sienten pero no necesitan decirlo o demostrarlo cada cinco minutos. Esa puede ser una manera de sacar a la perra del closet, sin riesgo de se nos retuerza de rabia por algún tarado que no entendió el chiste.

Ah, querida Niña, él nunca le hubiera dicho que NO de una vez. Aunque después vayan a salir corriendo (y lo sepan) no creo que estén capacitados para decirle a una mujer, de una: No, no me gustas...

hijo dijo...

coño, pero si son innumerables las historias de hombres dejados en el altar... agradezcan que el tipo no fue más lejos por el simple hecho de no poder cambiar de parecer...

PD: pásenme el curriculum de la carajita esa a ver el por qué de tanto alboroto.

La niña del bigote dijo...

Querida Nina...

Si, yo también hubiese querido que el artículo de Luis Fernández se refiriera al sexo dentro de una relación estable...pero no, no fue así.

De hecho el resto de los consejos es para las mujeres que salen con hombres y esperan que las llamen luego, y casos por el estilo.

Tu interpretación de esto es mil veces válida, de hecho la comparto al cien por cien. No todo es color de rosas, mucho menos en el campo de tener que estar con un tipo.

Sin embargo me encanta ver lo que han respondido los varoncitos con respecto a este asunto. Son ópticas que me han hecho reir como nunca.

La cuestión ahora es ver si realmente el chico es un pavo real, entiéndase: pavo hasta que la pava da el primer paso y, PLUMÍFERO hasta el techo...

La niña del bigote dijo...

Hijo, sólo una palabra para toi!

JAMÁSSSSSSS...

Paperback Writer dijo...

El pavo real en cuestión debe sufrir algún conflicto psicoanal. Lamentablemente, siempre hay ovejas negras que manchan el honor de la gran familia de Asomacho.

muvimeiquer dijo...

Solamente dos cositas, para no entrar en polémica:

1) Y la principal: PARA QUE CARAJO LE HACEN CASO AL POBRE PENDEJO DE LUIS FERNÁNDEZ. Ese tipo no merece la más mínima consideración en este planeta; el no sabe nada, sólo sabe que escribiendo esas tonterías logrará un séquito de babosas que compran sus libros como pan caliente.

2) Así como ustedes no entienden, nosotros tampoco ¿No cabe la más mínima posibilidad de que el pana no quisiera ofenderla con un NO directo? Seguramente, si le dijera NO de una el tipo es un "huevón, marico que qué se habrá creído". Y si dice que sí es un "perro que cae ante cualquier perra resbalosa".

Lo mejor es llevar la fiesta en paz; pienso que eso es una cuestión de personalidad, no de género.

Besos.

Alberto Cado dijo...

Se arrechó el muvimeiquer pues...