3.6.07

Ocho cosas


Soy una persona complicada. Quienes me conocen pueden dar fe pública de ello. Mis mañas son numerosas y mis gustos extraños y complejos. Desde muy pequeña hay cosas que simplemente no soporto. La lista no es tan larga (o eso creo), pero, en ella se encuentran incluida una serie de particularidades que dejarán bien claro de qué hablo.

La lista, en orden de mayor a menor desagrado, es la siguiente:

1. No soporto que alguien ajeno a mi persona me toque el ombligo. Es una cuestión de sensación. Y créanme, sufro a diario cuando debo secarlo luego de mi respectiva ducha.

2. Los silbidos agudos me aturden. Me ponen de mal humor. Provocan en mí una serie de reacciones desconocidas por muchos de los que aquí me leen.

3. No soporto el sonido que hace la gente cuando, literalmente se chupa los dientes. Es totalmente indescriptible. Me causa asco, molestia, en fin, me desagrada.

4. No soporto ver a alguien escupir en la calle. Eso es simplemente cuestión de higiene.

5. Esta no es tan constante como las demás. Un sonido que me desagrada también, es el que emiten algunas personas cuando chupan un caramelo. De verdad, intolerable.

6. Los que me conocen si saben ésta. Tengo una guerra montada en contra del cigarrillo. Así que, está demás decir que detesto el humo del cigarro.

7. No soporto, y esto ha sido toda mi vida, que me gotee el cabello sobre la ropa cuando está mojado. Simplemente me da asco.

8. Me molesta muchísimo que me quiten el último pedazo de algo que estoy comiendo.

Ocho elementos estúpidos y perturbadores en mi vida. Ocho razones para que se rían de mí. Ocho cosas que me hacen pasar por más loca de lo que creen. Y me da igual. Esas cosas no dejarán de molestarme.



flequillo

10 comentarios:

hijo dijo...

a mi me pasa igual con lo del ombligo. lo diferente es q no me da asco, sino q si alguien me lo toca me desmayo.

Nina dijo...

Coincido totalmente con el punto 8, dígame cuándo te quitan la punta de la empanada o el último sorbo de café...
yo particularmente detesto que me arranquen las cosas de la mano y me diga "pa´ve" Lo odio!!

elchamodel114 dijo...

Flequillo, ahora me da morbo tu ombligo. Creo que la próxima vez que te vea no podré evitar tocártelo. Pido disculpas adelantadas.

*.+.*Mari*.+.* dijo...

Ver a alguien escupir en la calle! Por qué tienen que hacerlo? Por queeeee? Es simplemente asqueroso, de pana... Ahh! Dígame cuando van pasando al lado tuyo, sin comentarios!!

Lo del pedacito del final, tampoco lo soporto, además que yo, particularmente pienso que el último pedacito es el que uno más disfruta, que venga alguien a quitártelo es desagradable, muy desagradable... Igual si se te cae!

Mañosa! jajaja! yo también lo soy! Te acuerdas cuando me salía de clase de estadística a lavarme las manos porque las sentía sucias?? jajaja! Bueh por complicadas es que nos llevamos bien jajaja!

Besos!

Muvimeiquer dijo...

Aún peor: ver a una mujer de ocheta y dos años sacarse hasta el alma en un gargajo con resonador y limpiarse con la parte anterior de la mano.... Eso si es detestable...

Manto dijo...

Señores, el día de la presentación de tesis de Muvi, iba en el carro con Flequillo y mi hermana. Un hombre, que viajaba de copiloto en una camioneta, se bajó, miró para asegurarse de que no hubiese intrusos y empezó a orinar, ORINAR, en la calle, tratando de taparse con la puerta.
Eran las 6:00 pm y había una cola infernal. Claro, esto no fue impedimento para que lo hiciera.
¿Irrespeto? ¿Asco? Lamento que hayamos tenido que ver el charquito que dejó el hombre.

la calimocho dijo...

Desde que tengo uso de razon, a la flequillo, siempre le han molestado los sonidos "agudos"...en especial el amago de silbido que se hace con los dientes. Que recuerdos! jajaja.
Al igual que tu, yo tambien tengo una lista negra de cosas que me desesperan, incluso listas de palabras que no puedo ni escuchar, pero bueno como lo que nos importa es lo otro...aqui te dejo unas cosillas. ODIO ODIO ODIO que la gente haga ruidos con las un~as y muerda los bolis. Ese clic clic CLIC mezaclado con el sonido de saliba saca al demonio que llevo dentro. Otra cosa que no soporto es que la gente coma con la boca abierta, no se dan cuenta que es desagradable ver como se va desintegrando la comida en su boca?; para eso prefiero quedarme frente a la lavadora y ver el ciclo de lavado GRACIAS.

Muvimeiquer dijo...

Jajajajaja... el ciclo de lavado... Esa está buena... ¡hijo! te salió competencia en materia de metáforas!!! Jajajaja

flequillo dijo...

Calimocho, te quiero!

Yo también extraño esos días!!!!!!


¡¡¡¡la lavadora te quedó excelente!!!!

hijo dijo...

para nada quiero restar mérito a la cali, pero esa vaina es vieja; es de la época del volkswagen con las puertas abiertas para describir a un orejón.

muvi, flekillo, salgan de casa más a menudo ;)

la calimocho, si eres tan tan como te leo, agradezco a dios por comentarios tuyos más a menudo. saludos