29.6.07

La nueva generación...El color "doranjado" chino

Mi piel siempre ha sido comparada con la blancura total de ace. La misma de los blancos más blancos. Y aún cuando "Ace lo hace", mi blancura es invencible. Contra cualquiera, a menos que se trate de un albino.

Pues bien, soy sincera. Muchas veces me acompleja mi blancura. He sido víctima de dejar de ponerme mis faldas, vestidos o cualquier bermuda, porque dejan al aire mis transparentes piernas...muy pocas veces uso este tipo de prendas, pero cuando lo hago es cosa de la que se valen transeúntes y conductores bromistas para gritar por la calle las frases célebres "La playa es gratis", "el sol es de todos" y pare usted de contar.

Sin embargo, la tecnología es grande. En todos los ámbitos.

Hace años se inventó una serie de sprays y cremas autobronceadoras. De esas que te echabas para adquirir un bello bronceado. Mi mamá las usa desde hace tiempo y, en conjunto con sus pecas y su curtido natural, dejan una estela espectacular. Yo no. Nunca he sido asi. Nunca me había importado responderle con insultos y groserías a todo el que me dijera cosas en la calle, relacionadas a mi blancura y al sol. No me importaba quedar como la más boca sucia de todas, y la que conoce el mejor lenguaje de insultos por señas.

No obstante, hace días, en mis frecuentes visitas a Farmatodo (y las infaltabes caminatas por los pasillos viendo y curioseando de todo), encontré algo nuevo. No soy fanática de las cremas, ni de las cosas embellecedoras para niñas, pero esto definitivamente me llamó la atención. La nueva crema Dove autobronceadora, que no huele a ñoña, sino a frutica cítrica (aún no he descifrado bien cuál es). Sin pensarlo dos veces, decidí probarla, y agarré uno de los frascos del panel sin pena alguna.

Después de cuatro noches aplicando la crema, obtuve un color "doranjado" chino. Porque no es ni amarillo como el de la piel china, ni anaranjado radiactivo, ni dorado como el bronceado natural...es "doranjado" chino, así lo he nombrado. De hecho, ayer me asusté, porque parecía que sufriese de vitiligo, la piel de mis manos estaba de mi color "blanco falto de color", mientras que de las muñecas para arriba estaba del "doranjado" mencionado. Y la cara obviamente pálida como una rana platanera, pues la crema dice explícitamente "no aplicar en el rostro".

Se podrán imaginar la función...Eso me pasa por querer tener color, por querer salir de mi "monocromía". Ya hoy no sufro de vitiligo... mi madre amablemente me aplicó la crema en las manos (para que mis palmas no quedaran radiactivas) y cubrió mi cara con su autobronceador facial.

Ya mi color es diferente, y todo gracias a la nueva generación.


La niña del bigote

4 comentarios:

Alberto Cado dijo...

Saludos chicuelas,

Señorita bigotona, me he podido reir con su post como tenia tiempo sin hacerlo, porque te pasó una de esas cosas que solo se ven en las comiquitas; es de esas cosas que solo le pasan al pato lucas, al coyote, a mi... y ahora a ti!

Personalmente creo que esas cosas son señales de que simplemente no se puede ir contra lo que quiere el universo, porque sino el universo irá contra ti con todo lo que tiene... Y efectivamente Murphy (y sus mal nacidas leyes) son pruebas de ello.

Conclusión, yo que conozco la blancura ACE de la que habla la señorita detras del bigote opino que, ese color más que una caracteristica es una virtud, algo tan exclusivo que hasta se le puede dar el nombre de bigotitis extrema, para hacerlo tan tu como sea posible ;-)


En fin, solo es lo que pienso

Salut!

pippërmint dijo...

¡Que viva la blancura ace, tan blanca y envidiable como la suya, mi querida bigotona :)
Siéntase orgullosa de su blancura, porque ese color "cuasitransparentoso" que usté se gasta es pechocho!!!
Al menos es lo que me parece... Olvídese del dorado, de anaranjado, del doranjado y todos los demás "ados", mire que ese blanqueado que usted lleva tan delicada y hermosamente no se consigue a la vuelta de la esquina.
¡Go whity!

*.+.*Mari*.+.* dijo...

Nota: No comprar la crema Dove...

Tenía pensado hacerlo cuando tuviera dinero porque también soy blanca, pero no blanca blanca, sino como blanca amarilla extraña... jajaja!

Un beso blanco blanquito como nosotras, ups sorry era un beso Magenta (K)

hijo dijo...

te pasaste.... con ese lienzo no se juega.

anda a echarle blanco mate a la cúpula de la sixtina, o a ir a pintarle bigote y chiva a la mona lisa ya q estás tan ociosa? ah cierto... duchamp se te adelantó!

ese comportamiento tuyo no mola, tía!

POR UNA DERMIS LIBRE!