27.6.07

De cómo va la cosa...

A muchos puede no importarle, pero a mí me importa y me divierte;

Desde que me enteré que Soda Stereo tendría a Venezuela dentro de su gira, me puse a mí misma una tarea cuyo examen final sería el concierto. La cosa va de aprenderme todas y cada una de las canciones del grupo en cuestión.

Si bien me crié escuchando la música legendaria de parte de los 80's y de los 90's en general, no recuerdo haber contado con Soda dentro de los repertorios. Así que la tarea ha sido ardua.

Comencé por dirigirme a la tierra de la piratería, entiéndase la UCV, para comprar todo lo que tuviera el nombre Soda en la carátula. Incluso compré el DVD del Último Concierto, a riesgo de que no me gustara para nada y tuviese que engavetar todo de por vida sin importar el dinero perdido.

Pero NO! no ha sido en vano. El gasto ha valido la pena y de qué manera. Porque ahora me arrepiento de no haber conocido antes a esta banda. Me da dolor no haberme adentrado en sus ritmos y letras mucho antes, e incluso más por curiosidad que por el deber de la tarea que me impuse.

Pequeñas cosas que he descubierto, o pequeñas notas mentales: 1) Amo aún más a Cerati, porque ahora sé su historia, cuáles fueron sus comienzos y de dónde demonios provienen sus letras tan fumadas. 2) Me encanta el sonido ochentoso de los primeros cd's de Soda, con el uso de pianitos y el "solo de saxo sensual". 3) Quiero ir, mejor dicho: muero por ir a Soda en Venezuela. 4) Soda es lo máximo. 5) Aún queda bastante tiempo para memorizar todo.

Para concluir me remito a dar un estatus actual del entrenamiento. Como me decía Tamarindo días atrás: "Entrenarás hasta que te salga soda por los oídos". Pues si, así ando. No hay artista que valga. En estos días sólo se oye Soda en la oficina, en el carro, en el Mp3, en la casa, en la cabeza...

Y es que esto es el todo por el todo. Porque no vale saberse las legendarias y las del Último Concierto parte A y parte B. No. Porque y si por casualidad tocan una antigua ¿cómo se hace? Pues nada, hay que sabérsela, no hay más opción. Significa 5 puntos menos el hecho de no saberla. Hasta ahora, a una semana de la exitosa compra de la colección, el intensivo ha sido tal que ya me sé los ritmos y coros.

Así que: ¡ahí vamos! ¡ahí voy! A por la Soda, porque como decía el carajito de diecitantos añitos que estaba detrás de mí en Cerati en el sambil: ¡Soda nunca muere!

La niña del bigote

6 comentarios:

hijo dijo...

te hacen falta vitaminas... no necesito verte (para saberlo).

tq, babi

Paperback Writer dijo...

Excelente! Soda Stereo es grande y te aseguro que será inolvidable lo que veremos en tarima...

*.+.*Mari*.+.* dijo...

Sodaaaaaaaa!!! Recuerdo oirlos tanto cuando era una niña =)

Esperaremos que empiecen a vender las entradas ^^

Besos!

Muvimeiquer dijo...

Como no va a interesarnos??? Si vamos a ir contigo a ese magno evento del rock en español....

Viva Soda!

La niña del bigote dijo...

Jet set, yo sólo quiero ser del jet set...

Paperback Writer dijo...

Gracias por los comentarios. Yo también estuve en el de Valencia, y tengo buenas fotos, algunas mias, y otras de excelente calidad tomadas por un colega de la prensa valenciana...

http://flickr.com/photos/8349693@N07/

Sabia savia por mi cuerpo...

Saludos