10.5.07

Una plaga "indestructible"


Existen plagas de plagas en cada ciudad del mundo. En la que realmente me atañe el día de hoy: Caracas, existe una plaga para la que creo que aún no se ha creado (ni se creará) un plaguicida realmente efectivo. No me refiero a las innumerables ratas que migran del Boulevard de Sabana Grande hacia las zonas aledañas, tampoco es una plaga de chiripas invasoras. Esta plaga puede acabar con los nervios de cualquier persona que trate de vivir (nada más).

Los Motorizados, nuestros amados (ironía) servidores (ironía de nuevo) son el tema que me acongoja, sobrecoge, AMARGA, ENFERMA, el día de hoy. Empezando la mañana, nuestro “amigo del aire” informaba que dos motorizados habían sido arrollados en la autopista Francisco Fajardo (en Caracas). Como es de imaginarse, la cola, el caos y la histeria colectiva imperaron en los automóviles antes de la llegada al sitio de trabajo- ¡BUEN INICIO!

Unos minutos más tarde, el mismo “amiguito del aire” comunicaba ¡¡¡OTRO arrollado más!!! A la altura del Jardín Botánico. Pero, no era un peatón. Era otro queridísimo (ironía) motorizado. Cosa que complicó mucho más el tráfico en este infierno de ciudad (para cualquier conductor).
Y, por si fuera poco (para las estadísticas y todas esas cosas- digo…) en la tarde, en plena Av. Libertador, mueren dos motorizados más, por culpa de un imprudente (uno de ellos dos- o quizás lo dos. También puede que haya un taxista involucrado….).


A ver. Cinco muertes en un día. Cinco muertes de motorizados. Cinco familias con un miembro menos. Cinco muertos que nadie ve, que nadie recordará, que nadie tomará en cuenta. Porque mañana habrán más (no es por ser negativa- sólo realista) Porque mañana será un nuevo día y la inconsciencia seguirá estando. Porque no es divertido ponerse el casco. Porque no se puede contra tantos motorizados. Porque los conductores son los imprudentes y no los motorizados y viceversa. Por lo que sea.


A quién hay que convencer de acabar con esa plaga. Se necesita un “motoricida”, es verdad. Pero, mientras no se invente, los conductores tomarán cartas en el asunto y acabarán de raíz con él. ¿Sencillo, no? Porque, una ley no los detendrá y las autoridades les temen. Porque las autopistas son intransitables gracias a ellos. Porque ellos no creen que les toque algún día la “suerte” que les tocó a los que murieron hoy. O, Quizás porque se creen amos y dueños de la calle con protectores de titanio que los hacen indestructibles.


Lo más probable es que falten más muertes de motorizados en un día para hacer un “piche” decreto. Ellos cerrarán las vías alternas. Pero, algún día tendrán que ir a sus respectivos lugares de trabajo y las vías quedarán libres. La solución está en manos de los que menos se interesan por eso.

Indignada y con altos niveles de histeria acumulados dejo esto para que opinen al respecto.




flequillo


5 comentarios:

*.+.*Mari*.+.* dijo...

Querida amiga Flequillo: Tienes toda la razón... Los motorizados son lo peor, lo PEOR!!

Una anécdota: Cómo sabes el carro de mi madre no tiene aire acondicionado, so... Para evitar morirme del calor voy con los vidrios abajo... De repente, un día en una cola, veo de reojo una mano misteriosa entrando por la ventana... ¡No! no era la mano milagrosa del espíritu santo que vino a ungirme con aceite bendito, ¡no! Era un motorizado que quería robarme el... ¡nada! Porque ni tenía la cartera en las piernas.... Menos mal que un tipo le lanzó el carro encima y el "amado" y "servicial" "amigo" huyó....

Es que esos panas son de lo peor... Se le atraviesan a los carros en la autopista, si vas de peatón casi siempre intentan atropellarte, no respetan los semáforos y encima son delincuentes... ¡No te digo yo!

Definitivamente, una plaga que hay que exterminar...

Btw, es el comentario más largo que he escrito en mi vida jajajaja!!

Saludos chicas!!

Alberto Cado dijo...

Saludos chicas,

Una anécdota ajena, porque no me alcanzan las teclas para escribir la propia.

Un amigo iba en una camioneta (que no era de él, vale destacar) y cambiándose de canal aparentemente venia un motorizado vuelto ñoña por el rayado (que debemos recordar que no es para circular). Resulta que el amigo le saca el cuerpo --como puede-- al motorizado y este hijo del espíritu santo porque seguro que madre no tiene, se ha disgustado y ha golpeado la camioneta. Mi amigo que no está lejos de pertenecer a una organización neofascista, se indignó y procedió a seguir a este cabron hasta que logró tumbarlo de la moto en plena autopista.

Por supuesto el motorizado recogió lo que pudo, dio media vuelta y se fue, pero lo importante aquí es que SI existe un plaguicida, son los mataburros y si se usan con moderación se pueden corregir a estos hijos de la grandísima p**a, porque si en Brasil los corrigieron a punta de tirarles autobuses, aquí podemos hacerlo a punta de camionetas, pick-ups y/o afines.

Por eso mi próxima compra será una camioneta vieja y dura (sin placas, por supuesto) para acabar con estos AMIGOS de todos.

Salut!

+Ari dijo...

Qué quieres que te diga? Mi carro está tan rayado por todas partes que no sé qué excusa le inventaré al seguro...
Sí, i hate a los motorizados!!

flequillo dijo...

Dile al seguro que mientras estabas matando un tigre te atacó una zebra que.... que... que... ¡ay, coño! ¡que raya! ¡ya se me olvidó!

PD: qué idiota mi comentario

hijo dijo...

reeeees cues-cues-cues! uds, como comentaristas, patean traseros!

saludos varios